Saltar al contenido

El divorcio sin hijos tiene mecanismos que facilitan ejercer ese derecho

Cada año hay más demandas de divorcio en España, la tendencia de las parejas a romper con el contrato matrimonial se debe a multitud de causas y, si bien, en ocasiones hay procesos traumáticos, la ley establece mecanismos de equilibrio que permite a los cónyuges en litigio ver satisfechos sus intereses. Sin embargo, cuando existe buena avenencia, ambas partes pueden acudir a herramientas que facilitan la tramitación y que desdramatiza el ejercicio de este derecho.

Cada vez es más habitual conocer en el entorno familiar y cercano, separaciones y divorcios que se resuelven con más o menos ruido. Concretamente, en España, según datos del CGPJ en 2021 se presentaron 93.505 demandas de divorcio, incrementando así en 2,7% la cifra del ejercicio anterior. Obviamente, cada proceso tiene sus particularidades propias, pero en todos existe el deseo, al menos de una parte, de romper con ese vínculo personal, emocional, físico y patrimonial.

Sin embargo, en esa diversidad de motivos es cierto que hay procesos más y menos traumáticos, y lo que es evidente es que la ley pone mecanismos a disposición de los litigantes para facilitar, todo lo posible, esta tramitación. Por tanto, centrando la atención en los matrimonios sin hijos o procesos de divorcio en los que no hay que establecer regímenes de pensiones alimentarias y manutención por hijos, ni visitas y custodia, la ley ofrece herramientas que posibilitan la rapidez, la eficacia y la resolución de estas demandas. Así pues, el divorcio sin hijos tiene la posibilidad de agilizar un proceso que no tiene por qué ser traumático, máxime cuando existe consenso entre las partes.

En qué consiste un divorcio sin hijos

Cuando una pareja que decide divorciarse no tiene hijos, el acto puede regularse, al igual que si los tuviese, tanto por la vía del contencioso como por mutuo acuerdo. Sin embargo, las medidas que hay que regular en este tipo de divorcios son distintas, ya que no existe el vínculo paternal.

Cuál es el procedimiento a seguir

Así pues, si el matrimonio a extinguir decide de mutuo acuerdo tramitar el divorcio, lo puede hacer por la vía judicial o por la vía notarial. En caso de utilizar la fórmula del juzgado, los cónyuges deberán presentar una demanda de mutuo acuerdo. Esta debe estar acompañada de un convenio regulador que habrá sido redactado, previamente, por un abogado matrimonialista, al que hayan acudido las partes. Pero, también, se puede acudir a otra vía, como el divorcio notarial en Madrid o cualquier otro territorio español, donde desde el año 2015 y con intención de despejar el trabajo de los juzgados de familias, la ley permite, tras la presentación de una demanda de mutuo acuerdo ante la presencia de un notario, elevar a escritura pública el documento y que quede extinguida la relación conyugal.

Qué se regula en un divorcio sin hijos

Ya se ha expuesto que el procedimiento de esta demanda es igual que si hubiese hijos, sin embargo, el convenio regulador que se aplica en estos casos difiere, al no tener estas personas vínculos a través de hijos. Así pues, las dos cuestiones principales que se tienen que tener en consideración son, por un lado, el uso del domicilio conyugal, y por otro, la pensión compensatoria.

En consecuencia, para resolver este conflicto de intereses, el juez suele determinar que el uso de la vivienda, nunca la propiedad si es de ambos en gananciales, lo ejerza la persona que presente peor situación económico-financiera, de salud, etc. Sin embargo, ese uso no suele tener carácter indefinido, sino que se establece un periodo que después suele implementarse con un uso común por franjas de tiempo.

En cuanto a la pensión compensatoria, su fijación también es procedente en un divorcio en el que no hay hijos. Hay que recordar que no en todos los casos se efectúa esta compensación, sin embargo, para aquellos supuestos en los que permita decretarse, esta tiene que quedar regulada en el convenio regulador, cuando el divorcio se haga de mutuo acuerdo; o, en su otro supuesto, en la sentencia, en caso de que se haga por lo contencioso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad