Saltar al contenido

Ingredientes naturales para la piel: el aceite de girasol

¿A qué edad te enteraste de que el aceite de girasol puede ofrecer muchos beneficios para la piel? Quizás en este preciso momento, pero nunca es tarde. Se trata de una fuente natural rica en nutrientes y vitaminas, útil para mejorar la salud y la apariencia de la piel. Se utiliza en incontables productos como humectantes, protectores solares, aceites para masajes y cremas faciales gracias a su alta concentración en ácidos grasos linoleicos y sus propiedades antiinflamatorias.

Pero, ¿cómo se si el aceite de girasol es bueno para mi piel? El aceite de girasol puede utilizarlse en todo tipo de pieles sin distinción y se considera extremadamente seguro y es obtenido de forma sostenible. Muy pocas personas son alérgicas al aceite de girasol y, en esos casos, las reacciones solo son leves.

Este ingrediente natural contiene una variedad de compuestos y nutrientes, incluyendo ácidos grasos esenciales como omega-6 y omega-9, que son vitales para la elasticidad y firmeza de la piel. También contiene vitamina E, un antioxidante que ayuda a la protección contra el daño causado por los radicales libres producidos por los rayos UV, aportando una mejorar en el tono y la textura de la piel. Finalmente, contiene minerales como el magnesio, zinc y selenio, que contribuyen al bienestar general de la piel y ayuda a reducir la formación de arrugas al estimular la producción de colágeno.

¿Qué pasa con las pieles secas y sensibles?

Los aceites que contienen altas concentraciones de ácidos grasos oleicos, como el caso del aceite de girasol, no siempre son los mejores para las personas que tienen una piel más seca. El ácido oleico produce perforaciones microscópicas que hacen que el agua se evapore de la piel y se absorban otros ingredientes alérgenos e irritantes.

En el caso de las pieles sensibles, puede ser bueno para ciertos subtipos porque tiene altas cantidades de ácido linoleico y no obstruye los poros, lo que no provoca, por ejemplo, la aparición inesperada de acné.

Beneficios del aceite de girasol

Más allá de sus innumerables beneficios para la piel, el aceite de girasol es bueno para la salud corporal en general. Algunos de los principales son:

1. Ayuda en la cicatrización de heridas

Por ser rico en vitamina E, que contiene una potente acción antiinflamatoria, el aceite de girasol ayuda en el tratamiento y cicatrización de heridas como, por ejemplo, quemaduras de 1° y 2° grado y úlceras por presión.

2. Fortalece el sistema inmunológico

Al poseer grandes cantidades de vitamina E, omega 6 y omega 9, que son nutrientes con acción antioxidante e inmunomoduladora, combate los radicales libres y mejora las funciones de las células del sistema inmunológico.

3. Evita enfermedades cardíacas

Como ya mencionamos, el aceite de girasol es rico en vitamina E, que además de sus capacidades antiinflamatorias, impide la oxidación de las células grasas, controlando de esa manera los niveles de colesterol “malo” y previniendo enfermedades del corazón como la hipertensión arterial, el infarto y la insuficiencia cardíaca.

Además, también contiene omega 6, una grasa saludable que mejora la circulación y previene la formación de placas grasas en los vasos sanguíneos, ayudando a prevenir la arterioesclerosis.

4. Previene el envejecimiento precoz

Como potente antioxidante, protege las células de la piel contra el daño causado por el exceso de radicales libres, evitando la formación de arrugas, la flacidez y el envejecimiento prematuro.

5. Evita enfermedades neurológicas

Al ser fuente de grasa, ayuda a prevenir enfermedades neurológicas. Esto se debe a que participa en la formación de la vaina de mielina, la estructura encargada de proteger y comunicarse con las neuronas.

6. Hidrata la piel y el cabello

El aceite de girasol se puede aplicar para favorecer la hidratación y mejorar la elasticidad y suavidad del cabello y la piel. Estos beneficios se deben a la presencia de vitamina E y omega 6 que ayudan a mantener la barrera natural de la piel y el cabello, evitando la pérdida de agua.

Como puedes ver, el aceite de girasol es prácticamente oro natural. Tanto en productos de cosmética como en comestibles, es un ingrediente que aporta muchísimos beneficios al cuerpo ya que posee una cantidad enorme de nutrientes variados que aportan diferentes ventajas.

Si deseas incorporarlo como un producto más para el cuidado de la piel, lejos de los abrasivos químicos y completamente natural, adelante. Solamente recuerda que ante la menor duda, es importante acudir a un especialista de confianza. No todas las pieles son iguales ni reaccionan de la misma manera a los mismos ingredientes. Cuídala siempre, pero asegúrate de estar hacíendolo de la mejor manera y con los productos indicados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad