Saltar al contenido

¿Qué llevarse al hacer el Camino De Santiago en bici?

camino de Santiago bicicleta

El Camino de Santiago es una experiencia magnífica para cualquier persona. Se puede realizar desde diferentes puntos y todos ellos prometen una aventura inigualable. Asimismo, el camino se puede realizar no solo andando, sino también en bicicleta, para que así tengamos la posibilidad de practicar un deporte más completo. Un viaje al Camino de Santiago siempre es motivo de conexión con uno mismo, de desconexión total de los problemas. Para asegurarnos que sea efectiva, lo mejor es saber qué tenemos que llevarnos al Camino de Santiago y en este artículo explicamos todo lo relativo a ello.

Ropa adaptada para la bicicleta y documentación personal son dos elementos que no deben faltar

Cuando realizamos el Camino de Santiago, lo realizamos a través de diferentes pueblos y no todos tienen la posibilidad de extraer dinero de cajeros. Por esa razón, lo primero que se recomienda es disponer tanto de tarjeta bancaria como de cash. Así, tendremos la posibilidad de tomarnos un buen desayuno o una comida en algún albergue o bien, comprarnos souvenirs. En este tipo de localizaciones, destacan principalmente por ser bonitos y por la diversidad que podemos encontrar.

Llevaremos también la credencial de peregrino, que es el pasaporte que sellaremos periódicamente en los lugares donde sea posible. Existen ciertos lugares donde es obligatorio presentar este pase, por lo que no lo olvidaremos. El DNI y la tarjeta sanitaria también serán necesarios.

Por otro lado, nos centraremos en la ropa. Llevaremos guantes, gafas de sol, calzado y ropa específica para la bici: culottes, maillots de manga corta para no pasar calor, cortavientos por si hace fresco, un impermeable por si llueve, calcetines y una braga de cuello para protegernos la garganta.

Al realizar el Camino de Santiago desde Sarria organizado, habrá momentos en los que pasearemos, por lo que la ropa para ello se tiene que llevar también. Meteremos en la mochila un pantalón corto, uno largo, camisetas, una camisa holgada, ropa interior, un forro polar y zapatillas cómodas para caminar.

Para la noche, también llevaremos algunos accesorios útiles. En este caso, un saco de dormir que no pese mucho, una sábana y una funda para incluirla en él a la hora de dormir, un pantalón cómodo de deporte y por último, tapones para los oídos, puesto que es posible que el ruido del ambiente nos impida conciliar el sueño.

¿Y para asearnos? En este caso, se recomienda llevar una toalla microfibra que sea ligera de transportar, un bote de champú y otro de gel tamaño viaje, chanclas, desodorante y los productos par ala higiene bucodental. No nos olvidaremos tampoco del protector solar tanto para la cara como para el cuerpo y los labios, para evitar quemarnos durante nuestra travesía.

Respecto a la tecnología, al realizar el Camino de Santiago en bici, nos llevaremos el smartphone, el cargador y una batería externa para no quedarnos incomunicados. Además de ello, portaremos un GPS para la bicicleta. De este modo, teniendo todos estos artículos, podremos emprender nuestro apasionado viaje hacia el Camino de Santiago. Un recorrido que sin duda, cambia la visión de la vida y nuestra personalidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad