Saltar al contenido

Qué componentes se requieren para un sistema de energía solar

Un sistema de energía solar puede producir corriente eléctrica renovable por medio de la radiación solar. Eso es justo lo que necesitas para mantener cargados tus dispositivos en cualquier situación donde no tengas acceso a la red eléctrica.

Hablamos de contar con un kit solar fotovoltaico, un sistema que amerita una serie de elementos para su debida instalación. Pues cada uno de ellos cuenta con una función vital para poder convertir la luz del sol en electricidad.

Es por ello que hoy descubrirás cuáles son y cómo es que trabajan para abastecer de corriente a todos tus artefactos.

Principales componentes de un kit solar fotovoltaico

El sistema de energía solar puede emplearse en una casa aislada sin acceso a la red. Así como también en empresas, fábricas, autocaravanas o cualquier salida al espacio exterior. Por ende, los componentes de un kit solar pueden variar según su uso.

De modo que, conseguirás diversos kits de energía solar. Pero varios de los elementos principales son los siguientes:

Módulo solar

También conocido como módulo fotovoltaico, panel solar o placa solar, es un elemento básico en cualquier instalación. Puesto que es el responsable de transformar la luz solar en electricidad.

Dicha energía se genera mediante células fotovoltaicas que convierten la radiación solar en corriente continua. De esta manera, puede suministrar la potencia que se necesite en cualquier momento.

Estos módulos se encuentran en el mercado, pero con ciertas variaciones cuando de eficiencia y costo se trata. En este sentido, tienes la posibilidad de escoger entre dos tipos de materiales:

  1. El silicio monocristalino: tiene una gran tolerancia al calor y produce más energía solar fotovoltaica que el policristalino. Además, las células te ofrecen una eficiencia del 20 al 22%
  2. El silicio policristalino: soporta menos calor que el monocristalino y las células fotovoltaicas asumen una tolerancia inferior. Por lo que se estima una eficiencia de 16%. Siendo este un material de un costo más bajo.

Estructura para paneles solares

Otro de los componentes comunes en un sistema de energía solar son las bases para placas fotovoltaicas.

Estas estructuras son mecanismos pasivos que permiten que la instalación de módulos solares sea más fácil. Además, están diseñadas para soportar las condiciones climatológicas del espacio exterior.

Lo que lo hace importante, es que fijan una posición inclinada de las placas para que puedan recoger la radiación solar apropiada. Aparte de que la mantienen estable por años.

Regulador de carga

También conocido como controlador de carga solar, es un elemento indispensable en las instalaciones aisladas. Ya que tiene la función de administrar la energía que producen las placas solares.

Para comenzar, se encarga de regular la corriente dirigida hacia las baterías de forma óptima. Al mismo tiempo, sustenta las demandas de corriente continua que se encuentran conectadas a él. Tal como los sistemas de iluminación a 12 voltios.

Por último, ayuda a prolongar la vida útil de las baterías y evita que el sistema se sobrecargue o sobre-descargue.

Este componente se comercializa por su capacidad de corriente máxima a regular (amperios). Así garantiza una carga correcta y un óptimo suministro eléctrico.

En la actualidad, es posible encontrar algunos inversores solares que incorporen esta función.

Batería o acumulador solar

Hablamos de un elemento que es el núcleo de una instalación aislada. Es decir, las que forman parte de un kit solar con consumos diferidos.

En esencia, su trabajo es almacenar y regular toda la energía eléctrica que llega de las placas solares. De modo que, se pueda usar más adelante, bien sea durante el día o la noche. El acumulador solar es un componente que no puede faltar en una instalación de energía que se realice en una zona aislada.

Desde esta perspectiva, la finalidad de una batería se puede resumir de la siguiente manera:

  • Recoge energía por un tiempo determinado.
  • Provee una potencia de corriente eléctrica inmediata, con la capacidad de dar un abastecimiento efectivo.
  • Restringe y puntualiza la tensión de trabajo del sistema. De esta manera, impide caídas de la misma en toda la instalación.

Inversor de baterías

Este componente transforma la corriente continua derivada de los acumuladores de 12, 24 o 48 voltios en corriente convencional a 230 voltios.

El inversor también tiene la opción de incluir un cargador al que conectar un grupo electrógeno. Este se encargaría de llenar la batería cuando se encuentre baja y no haya suficiente radiación solar.

Dicho elemento es de alta eficacia, seguridad y fundamental para el sistema fotovoltaico. Ya sea para instalaciones aisladas o conectadas a la red.

La potencia eléctrica que puede proporcionar un inversor de baterías se respalda con el resto de la instalación. Por ejemplo:

  • Para un kit solar aislado de 12 voltios conviene inversores desde 100 hasta 1200 vatios.
  • Para un kit solar aislado de 24 voltios, los inversores han de ser de 1000 hasta 4000 vatios.
  • Para kits solares a 48 voltios, el inversor podría fluctuar entre los 4000 y 8000 vatios.

Tipos de kits solar fotovoltaico

Cada uno de los elementos mencionados emplean tecnología variada según la necesidad de la persona. Por lo que hay diferentes Kits de energía solar. Entre los cuales podemos destacar:

Una autocaravana

Destinado para aquellos que les gusta hacer camping o excursiones al aire libre. Permiten proveer electricidad a los electrodomésticos existentes dentro del vehículo. Así no tienen que usar la batería de la caravana.

Una vivienda con instalación en red

Es para quienes deseen un sistema de autoconsumo solar en sus hogares como complemento de su instalación en red. Esto con la intención de reducir gastos.

Una vivienda con instalación aislada

Hablamos de un kit enfocado en generar luz a las casas que no tengan acceso a la red. Gracias a sus baterías, este sistema suministra los mecanismos necesarios para autoabastecerse hasta cuando no haya luz solar.

En síntesis, un sistema fotovoltaico puede ser utilizado para hacer múltiples instalaciones. Por tanto, cada componente es vital para atraer la luz solar y efectuar su oportuna conversión.

Sin dejar de mencionar que son una alternativa ecológica, amigable con el medio ambiente y muy eficiente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad